miércoles, 1 de mayo de 2013

Tapas La Huerta Mediterránea


Conocí este local gracias al director de la obra de teatro en la que participé hace unos años. Arquitecto y actor, este chico sabe. Eligió este local para hablarnos a mi compañera y a mí sobre el papel que íbamos a compartir. El bar es muy pequeño, lo que hace que se pueda mantener una conversación con total tranquilidad. Fran, muchas gracias por descubrirme La Huerta Mediterránea, desde entonces sigo repitiendo cuando quiero volver a un rincón especial, he llevado a todos mis amigos hasta a mi abuela.


La entrañable Plaza de los Terceros está escondida pero qué sevillano no conoce el Tremendo que está al lado o el mítico Rinconcillo del que ya hablaré algún día que está justo enfrente. Al lado de la Sala Cero, comenzando la calle Sol emerge este rincón idílico que invita a tomarte unas cañas y echarte unas risas. Esta plaza y la calle han sido remodeladas recientemente por lo que he dar mi "ole tu" al ayuntamiento (no todo van a ser quejas). 


Aquí llega mi primera advertencia, no discuto la calidad de los otros locales pero fijaos bien en las sillas; las azules son las de la huerta. Si os confundís como a mí me pasó, le faltarán piernas al camarero para ir a apuntarte la bebida. He observado que los otros bares llenan sus mesas muchas veces de clientes que no han podido quedarse en La Huerta, lógico, pero sólo digo que no es lo mismo.


La segunda es para cuando entréis al comedor...¡agáchate! :)



Es curioso pero todos los amigos que he llevado, pese a vivir tantos años aquí no lo conocían. Supongo que hay ciertas zonas de Sevilla en las que el prejuicio "es de guiris" nos puede jugar malas pasadas. Pronto haré un post recopilatorio desmontando el mito para que podáis disfrutar del mejor patrimonio de fondo y buenas tapas sin que te sangren.





Todo está exquisito y es barato, así de claro. Calidad, buena presentación, limpieza y tiempo de espera razonable. Entre semana puedes tener suerte y conseguir mesa relativamente tarde pero los fines de semana tenéis que estar hábiles. Estos son mis clásicos, aunque añadiría también las berenjenas con miel. La carta es muy variada como podéis apreciar, moussaka, pollo al curry, revuelto de la casa, montaditos, pollo tandory y por favor, no os vayáis sin probar el quiche de puerros o este delicioso pastel de verduras que aquí destaco.


¿Conoces otro rinconcito especial que creas que no debe pasar desapercibido?
Fotografías del interior gentileza de TripAdvisor

Sígueme en twitter
Sígueme en facebook