sábado, 13 de abril de 2013

LUSH Sevilla

Como ya sabéis aquí me gusta hablar de sitios diferentes en Sevilla así que gracias a LUSH hoy os voy a acercar a una marca de cosméticos no testada en animales y con productos naturales. Los que seáis unos frikis de la cosmética y en concreto de los jabones puede que ya conozcáis la marca pero la faceta que quiero reseñar es la de sus productos faciales, la filosofía de la marca y lo bien que me lo pasé en el taller que impartieron. La tienda se encuentra en plena calle Sierpes, a medida que te acercas te empieza a envolver el aroma, una esencia que se me quedó en la cazadora incluso. Iba a aprender cómo se hace la mascarilla anticatástrofe y con ello todo un ritual de limpieza y cuidado facial. Aprendí muchísimo, por muchos vídeos de Isasaweis y Punxitax que he visto no lo tengo todo aprendido desde luego.


 



El ritual para mi tipo de piel, consistía en lo siguiente: 

Desmaquillantes: 9 to 5 y ultrasuave. 9 to 5 cumple su función pero yo no soy de esa textura sin embargo lo de ultrasuave es muy fuerte, quita el rimel que da gusto.
Tónico: Tea Tree Water. Me gustó la sensación y el olor.
Limpieza: Ocean Salt, en cuanto se acabe la muestra me lo compro. Lo recomiendo totalmente, muy buen exfoliante.
Sérum: Full of Grace. Un descubrimiento, viene en una pastilla como un jabón que se deshace con el calor de las manos, me encanta como me deja la piel, aunque yo creo que no puedo combinarlo con la hidratante. Eso os lo aviso a las pieles mixtas.
Mascarilla: Anticatástrofe. Fue una delicia llevarla puesta, desde luego soy una afortunada por llevarme esa señora muestra para casa.
Hidratante facial: Vanishing Cream. La tenía fichada por la web y no dudé en probarla en cuanto la ofrecieron, tengo una muestra y si me quedo contenta la compraré, se acabaron los conservantes.
Contorno de Ojos: Mírame. De esto me gustaría pedir una muestra porque juraría que el día después de habérmelo echado, tenía las ojeras más claras. Como no sea sugestión esto es un producto milagro.
Reafirmante: Lovely Jubblies. Un olor increíble  para mi gusto demasiado grasiento
Exfoliante labial. Bubblegum. muy rico!! 
Cacao: de chocolate. Me encantó la textura.

Ahí conocí a Bee&Beauty que os cuenta la tarde y os enlaza a cada producto con unas fotos de todo el proceso. Ya nos encontraremos en otro cotarro, si te enteras de algo ya sabes :) Desde aquí agradezco a los chicos de Lush lo atentos que fueron, me sentía como cuando voy al bar de un amigo y me deja echarme una caña, en confianza.














Lush no se gasta un duro en publicidad, somos los propios clientes y el boca a boca lo que ha hecho que esta marca gane fieles adeptos. Por eso, la marca procura que tengamos acceso a todos sus productos y no nos quedemos con las ganas de probarlos porque saben que lo que ellos ofrecen no lo hace el resto. Su nicho de mercado no quiere productos testados en animales o parabenos. Así que sus productos son casi 100% naturales, digo casi porque es imposible que las cremas se conserven solas por lo que llevan un solo parabeno (aprendido en el taller). Lush se manifiesta totalmente en contra del cualquier maltrato animal y así lo recalcó Juan Carlos.




Pasaos por la tienda, son majísimos y se nota que saben de lo que hablan, no hay cosa que me de más rabia que cuando voy a este tipo de tiendas y por leerme la web se más que quien me atiende jajaja! Doy fe. Y tu, ¿conoces algo similar en Sevilla? Recuerda que me importa mucho el espacio y la singularidad de lo que ofrecen :)

Nos vemos pronto :)
Sígueme en twitter
Sígueme en facebook